Por globalización entendemos la convergencia creciente de algunas dimensiones y variables de la economía. La internacionalización de las empresas ha provocado una expansión sin precedentes del comercio mundial y ha contribuido a la globalización de los mercados.

El desarrollo de las tecnologías de información permiten una mayor eficacia en los procesos productivos, una reordenación de los modos de trabajo en las empresas, así como de las relaciones entre empresas, proveedores y clientes.

Ser global y local al mismo tiempo demanda un proceso organizacional basado en el aprendizaje continuo.

El primero de los cambios que hemos de considerar es la creciente internacionalización de la economía.

Las empresas con éxito en su expansión tuvieron la paciencia, la constancia y la tenacidad para perseverar y cumplir sus objetivos de internacionalización.